Niños llorones: Los cuadros malditos de Bragolin

Estándar

lloron1

Aprovechando que nos acercamos a Halloween y que son las fechas más adecuadas para tratar temas de misterio, os traigo la historia de un pintor maldito que saltó a la fama internacional por -según se dice- pintar cuadros diabólicos que atraían el mal. Bruno Amadio (Italia, 1911), más conocido por el nombre de Angelo Bragolin, fue un fascista y seguidor de Mussolini que participó en la II Guerra Mundial.

Al participar en la contienda, le causó una gran impresión la devastación y cómo ésta se cebaba en los más pequeños. De este modo, comenzó a pintar una serie de cuadros llamada ‘Los niños llorones’, decidido a reflejar el dolor en los retratos de niños huérfanos por culpa de la guerra.  Al parecer, el pintor realizó 27 cuadros con esta temática. Al acabar la guerra Bruno Amadio se trasladó a España, y tras unos años en Sevilla y Madrid se le pierde la pista definitivamente. Sus obras pasaban sin pena ni gloria, y era un total desconocido.

Su leyenda negra comienza con los rumores sobre un posible pacto con el diablo, cuando Amadio se cansa de ser un pintor de tres al cuarto y malvivir de su arte. De la noche a la mañana, sus cuadros se hicieron tan populares que se hacían cientos de copias de cada una de sus obras. Sin embargo, tras unos años, los periódicos internacionales comenzaron a hacerse eco de una horrible noticia: un edificio había ardido hasta los cimientos, muriendo los inquilinos y calcinando todas sus pertenencias… excepto el curioso cuadro del niño llorón, que permanecía colgado en la pared, en perfecto estado y sin rozar por las llamas.

ciencia2

Sorprendentemente, muchos lectores llamaron al periódico para informar de que les había sucedido exactamente lo mismo y que los bomberos no habían sabido explicar el origen del incendio ni el porqué de que el cuadro hubiera sobrevivido. Rápidamente prendió una histeria colectiva, en las calles se crearon fogatas donde los vecinos quemaban todos los cuadros antes de que el cuadro los quemara a ellos.

La leyenda urbana cuenta que uno de los 27 cuadros originales fue donado al orfanato en el que vivía el niño retratado. Allí lo colgaron, hasta que el edificio se incendió y acabó con la vida del pequeño. Su alma, entonces, se dice que habita en el cuadro…

¡A saber! El caso es que estos cuadros se han convertido en un icono del misterio, gracias al periódico The Sun, que supo vender tan bien esta historia que convirtió a los ‘niños llorones’ en poco más que enviados del demonio que había pactado con Bragolin. Desde luego, vendieron muchos ejemplares con esta leyenda urbana de la pintura. Real no sabemos si es, pero rentable… ¡seguro!

Anuncios

»

  1. Todo leyenda (imagino), pero eso no les resta nada de interés. No sé por qué me he acordado de las extrañas esculturas de cabezas de Messerschmidt. Saludos.

  2. Hola Beatriz. Gracias por tus respuestas (he leído las tres) a mis comentarios. En otro orden – o desorden, más bien- de cosas, no te quejarás: te he dado el motivo para tu próxima entrada, el tal Messerschmidt (que, como tú dices, esperemos que no lo tengas que repetir muchas veces), cuyo nombre por cierto, tuve consultar en Google, que nadie es perfecto, cómo sabe cualquiera que haya visto “Con faldas y a lo loco”. Un cordial saludo.

    • ¡Pues muchas gracias por recordarmelo porque no me acordaba! La próxima entrada sin duda tratará sobre Messerschmidt… ¡a ver qué tal se me da escribir sobre escultura! Me ha gustado porque me recuerda a una versión ‘pervertida’ de las máscaras mortuorias de la Antigua Roma.

      Un saludo!

  3. Bragolín tuvo gran éxito en las décadas 70 y 80 por numerosos países pero no tardó en ser conocido como el pintor maldito. En mi opinión las casualidades de la vida, hicieron que muchos poseedores de esta colección padecieran desgracias.

    • Pues sí! Yo estoy convencida de que todo fue una coincidencia, pero a veces los medios de comunicación están más alerta con tonterías ‘interesantes’ que con verdades ‘aburridas’. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí, Jorge 🙂

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s