Archivo de la etiqueta: historia del arte

La flor del Mal: Alegoría del triunfo de Venus, de Bronzino

Estándar

Hoy dedico la entrada del blog a un nuevo descubrimiento, una historia del arte llena de perversión, enfermedad y traición. Esta vez viajamos a 1503, en la Toscana, momento y lugar en el que Agnolo Bronzino se decidió a crear su obra maestra: Alegoría del triunfo de Venus.

¿Y qué tiene de especial esta obra tan cursi?” me preguntaba yo antes de mirarla a fondo. Pues seguid leyendo, que os llevaréis una sorpresa.

Alegoría del triunfo de Venus

Bronzino trabajó como pintor en la corte de Cosme I de Medici, un Gran Duque que era un crack. Llegó al poder con 17 años y se las arregló para controlar toda la Toscana y Siena, ideó los Jardines de Bóboli y apoyó la creación de la Universidad, consiguió imponentes avances en economía, arquitectura y arte… Además, plantó la semilla de la que hoy es la galería de arte más importante a nivel mundial. A la flor y nata de su tiempo se le caía la baba con Cosme, y Bronzino no iba a ser una excepción. Así que allí que se fue nuestro pintor para darle la brasa al muchacho (y conseguir su sueldecillo).

Pero volvamos al tema. Alegoría del triunfo de Venus (también conocida como Alegoría de la Pasión) es una obra maestra de la variedad y la intriga: en ella nada se entiende a simple vista. Hombres y mujeres de todas las edades y procedencias se mezclan haciendo contorsionismo como si fueran a rodar una peli porno. Y esto provoca que nuestra mirada se mueva en zigzag por el cuadro, sin entender muy bien qué pasa. ¡PUES MANOS A LA OBRA!

.

El amor: la semilla del mal

El elemento clave de esta obra es el poder destructivo del amor. “¿LO QUÉ?” os preguntaréis, patidifusos y asombrados. Pues así es. Si no os lo creéis, os lo voy a explicar.manzana-dorada-venus

En el centro del cuadro aparece Venus, desnuda y con la manzana dorada de la discordia en la mano. La misma manzana de oro que desencadena la guerra de Troya cuando Paris se la da a Helena. ¿Y qué más sabemos de las manzanas? Que en la cultura occidental representan el Pecado y la Tentación.

¿Y quién se besa tan sensualmente con esta señora? Pues ni más ni menos que su hijo, Cupido. Aquí el pintor la lía parda y convierte esta cursilada en un cuadro de incesto. Y encima le está haciendo la típica broma del Moc-Moc. ¡Para echarse las manos a la cabeza!

Mientras el niño alado se entretiene con esto, Venus aprovecha para robarle la flecha y dejarlo indefenso, con aires de triunfo. Una flecha que mata de verdad: Medio siglo antes de que Bronzino pintara esta obra, la sífilis había hecho su eclosión en Europa con efectos devastadores. Pronto los médicos se percataron de que se transmitía sexualmente, es decir, rindiendo culto a Venus. Y de ella se derivó el nombre de “enfermedad venérea”. El pintor lo tenía todo calculao.

En este abrazo erótico, Cupido casi aplasta con el pie a la paloma de la paz. ¿Está sugiriendo que es la pasión amorosa la que empieza las guerras y las disputas? ¿Qué nos quieres decir, Bronzino? ¿QUÉ?

Belleza, virtud y engaño

ninos-amor-venus-enganoTras esta pareja lujuriosa aparece un niño a punto de tirarles rosas para celebrarlo-aunque a mi me parece que van con fuerza y mala baba-. Tan contento está, que no se da cuenta de que se ha pinchado el pie con una espina.

Y tras él, una preciosa joven sostiene un panal de miel con gesto dulce. De nuevo simboliza el engaño.

mascarasY es que aunque va peinada y vestida como una encantadora dama noble, con su apetitoso panal dispuesto a ser regalado, esconde su aguijón con la otra mano. Si continuamos mirando y nos fijamos en su cuerpo, vemos que sus ropas se transforman en el cuerpo de una bestia venenosa semejante a un reptil. El engaño se representa en el arte mediante las máscaras, que también aparecen bajo el niño.

La maldad usa muchas máscaras, la más peligrosa es la máscara de la virtud Decían en Sleepy Hollow. Pues eso pensaba también Bronzino.

.

Locura y enfermedad: la sífilis

arte-locos-historia-arte-blog-alegoria-triunfo-venus-mil-historias-arte-blogDesde la Edad Media hasta el siglo XVII, los bufones de las cortes eran los locos, enajenados o discapacitados. La realeza y la aristocracia de toda Europa, en un alarde de crueldad bien vista por la sociedad, se divertían a su costa. La locura de Bronzino aparece en forma de un joven sonriente con cascabeles en los tobillos (el niño que hemos visto antes celebrando el beso erótico entre Venus y Cupido). ¿Qué representa? Este niño va corriendo para celebrar el amor, sin darse cuenta de que se pincha a cada paso -o quizá es que no le importan las consecuencias-. Representa el Placer Loco, que lleva a la perdición.

Pero no sólo eso. A la izquierda del cuadro aparece un hombre que se lleva las manos a la cabeza mientras grita, atormentado por una mente enferma. Este hombre se identifica clásicamente con los celos y la irracionalidad.

Pero en 1986, Conway llamó la atención sobre la presencia de signos de sífilis secundaria en este personaje. Su cabeza se retuerce de dolor, y la estruja entre sus dedos con nódulos muy visibles. Además ha perdido una uña por la enfermedad. La pérdida de dientes también puede ser relacionada al saturnismo o intoxicación por mercurio… muy utilizado en la época para tratar los casos de sífilis.
.

El Tiempo y el Olvido

1

Al fondo a la derecha, un anciano representa a Chronos, dios del Tiempo. Aparece con un reloj de arena a su espalda, y está descorriendo la cortina para desvelar lo que ocurre en el cuadro. En resumen, que ojito con lo que hacemos porque con el tiempo todo se sabe. El reloj de arena representa el fluir del tiempo, inevitable y guiándonos hacia el fin de nuestras vidas.

La última figura, en la esquina superior izquierda, es Oblivion (el Olvido).  Este personaje se encuentra tras el telón, con gesto entre sorprendido y afligido se pelea con el tiempo. Al olvido le falta la parte superior de su cabeza… que según algunos eruditos coincide con la parte del cráneo donde se encuentra la memoria. Posiblemente el personaje quiere esconder la verdad, sin embargo, el Padre Tiempo lo impide, «haciendo alusión a los retardados efectos de la sífilis».

.

.

Y a vosotros, ¿os parece ahora menos cursi Alegoría del triunfo de Venus?
¿Estáis de acuerdo con el mensaje de Bronzino en este cuadro?
¿Conocíais la obra?